Viajando Hacia la Cultura del País Vasco

DESCUBRIENDO LA CULTURA DEL PAÍS VASCO

Nuestro ganas de llegar al País Vasco estaban motivadas por nuestro interés en conocer de primera mano, la cultura que se ha intentado destruir muchas veces a lo largo de su historia.

Primera para del viaje – Bilbao

Recorrimos toda la ciudad, pegando la oreja en las conversaciones ajenas, intentando escuchar la lengua Euskera. Puede sonar bastante friki y se un poco tenebroso si alguien nos hubiera descubierto poniendo la oreja, pero las ganas de conocer un idioma y cultura distinta dentro de un mismo País nos puede más que la vergüenza.

Por desgracia, el Euskera en la provincia de Vizcaya es bastante escaso, y nuestras ganas de conocerlo se frustaron un poco.

En Bilbao nuestra parte favorita fue el Casco Viejo, conocido como las siete calles

Tras un día y medio disfrutando de Bilbao, nos pusimos rumbo a Getxo, para cruzar con la furgoneta en el transbordador, pero un porrazo en el vehículo cambio nuestros planes.

transbordador Getxo

transbordador Getxo

Como se suele decir, después de la tormenta viene la calma.
Nuestra tormenta resultó ser un porrazo que nos pegaron en Bilbao (Nuestro primer accidente en viaje de carretera)

Nuestra calma fue tener la enorme suerte de pasar unos días con Iñigo, Arianne, los peques Maia y Eki. Sin olvidarnos de hermanos, cuñados/as, sobrinos, padres…

Conociendo a gente local del País Vacos

Iñigo contacto con nosotros a través del foro furgovw, donde habíamos publicado nuestras intenciones de viaje. No dudaron un momento en ofrecernos su hospitalidad, bastantes días antes de llegar.

Con nuestras heridas de guerra, llegamos a su precioso caserío, donde nos recibió Arianne. Nos presentamos tímidamente, cuál caracol asustado, pues temíamos romper el momento relax vespertino de Arianne. También porque era nuestra primera familia de acogida en el viaje y no sabíamos muy bien cómo proceder. Pasados los nervios iniciales, compartimos una botella de sidra casera (ay… como la echamos de menos), con ella y su hermano Egoitx. Iñigo apareció al tiempo con sus hijos Maia y Eki. Enseguida congeniamos y les cogimos un cariño que llevamos siempre con nosotros. Nos sorprendió lo abiertos que son, sus ganas de compartir y enseñarte lo mejor de su entorno: los árboles frutales, el huerto, la casa. En definitiva, unos pequeños anfitriones de lujo.

Conociendo el País Vasco

A partir de ese día compartimos casi una semana maravillosa en familia. Y cuando decimos en familia, es con toda la familia, pues no dudaron en compartir con nosotros el cumple de Maia con todos ellos.

No nos olvidamos de La Sociedad, así, en mayúscula. Es tradición que, en cada barrio, haya un punto de reunión familiar/vecinal, centrado en la cocina, para compartir celebraciones, eventos o simplemente reuniones de los socios. Para pertenecer a una sociedad se debe haber nacido “en el pueblo” o estar casado con alguien del pueblo. La Sociedad que conocimos – de cabo a rabo, el padre de Arianne nos la enseño con mucha ilusión -, disponía de una cocina enorme, que ya quisiera muchos restaurantes, bodega, asador, barra bar y salón.

ruta por las montañas de Soraluze

No nos olvidamos del paseo por la montaña, para encontranos con Maia, la hermana de Iñigo y sus sobrinos, en el alto de las montañas, con un paisaje del ensueño, pues a pesar de sus imponentes montañas y prados verdes, a lo lejos podíamos ver el mar.
No nos olvidamos de las infinitas charlas de pre mesa y sobremesa, donde nos convertimos en una ametralladora de preguntas sobre su cultura, tan bonita, tan antigua, tan dura a veces, tan viva gracias a muchas personas que luchan por conservarla.

No nos olvidamos de cómo salimos de su casa con la despensa de la Furgo repleta de lo mejor de su huerta, que fuimos racionando como si de un tesoro se tratase, disfrutando como nunca cada vez que dábamos cuenta de una manzana, las nueces (Antonio descubrió que le gustan las nueces gracias a vosotros, lo tenían engañado los supermercados), guardando la última botella de sidra con absoluta devoción.

Llenando la despensa
No nos olvidamos, claro que no, de vosotros, familia, que habéis pasado a ser parte de la nuestra, que nos habéis dado la oportunidad de conoceros desde la intimidad de vuestro hogar, que nos habéis dejado ser parte de vuestras vidas estos maravillosos días. Imposible imaginar más y mejor experiencia a nuestra primera familia de acogida. Con los brazos cargados de una semana de grandes experiencias, nos marchamos, no sin antes echar un último vistazo a vuestra furgo en proyecto, vuestra próxima casa de aventuras que pronto vais a tener en marcha.
Gracias Familia.

Bertsolarismo “improvisadores del verso en Euskera”

Dejamos unos vídeos, para que conozcáis una de las costumbre más idiosincrasia de la cultura vasca el bertsolarismo.

EUSKERA “La lengua viva más antigua de Europa”

https://www.bizkaiatalent.eus/pais-vasco-te-espera/senas-de-identidad/euskera-antigua-europa//

Es curioso que durante más de 10 años estudiando historia en el colegio ni un solo día se hablo del País Vasco, quizás ese día estuve enfermo. o quizás mí corta memoria no lo recuerda, o quizas para España no exista el País Vasco. Seguiremos pensando en ello, que es lo más importante, conocer, pensar y reflexionar una y otra vez, para seguir evolucionando.

¿Te gusto? Deja tu comentario

Notifícame de
wpDiscuz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies